¡HOLA!

 

SOMOS SERES PERFECTOS, CREYÉNDONOS IMPERFECTOS, BUSCANDO LA PERFECCIÓN

Esta frase no es mía, pero resume la esencia de esta web, su espíritu y su meta: darnos cuenta de la ilusión que nos creemos ser para así poder vivir la realidad de lo que somos.

Esta ilusión que creemos ser, más conocida por su nombre de calle, EGO, es quien ha tomado el control de nuestra voluntad haciendo que vivamos la vida que él desea, no la que nosotros queremos. Es tan astuto que nos hace creer que estamos viviendo la única vida posible, que el dolor, la incertidumbre y el miedo que sentimos (provocados por él) es lo habitual, que eso le pasa a todo el mundo, nos dice. Y mirando afuera vemos que es verdad, todo el mundo sufre, chilla y se desespera, así que es normal vivir así, pensamos.

Te quedas tranquil@ un rato, pero algo en ti musita que eso no es cierto, que hay un rincón en tu interior en el que estás en paz, feliz, relajad@, porque lo has sentido alguna que otra vez. Cuando esta voz te susurra al corazón, el ego te impele veloz: “¡vamos a encontrar ese sitio!”. Como estás tan contaminad@ por él, te pones a buscar, creyendo que te falta algo para llegar a ese maravilloso estado del ser, en el que sabes, vives en la dicha continua.

Y te conviertes en un buscador/a, mejor dicho, tu ego te convierte, haciéndote vivir en un peregrinaje interior y exterior para alcanzar ese ansiado estado del ser. No te das cuenta (de eso se encarga él) de que el hecho de buscar ya te aleja de encontrarlo, porque “encontrar” significa “despertar” de la ilusión y “despiertas” cuando te desidentificas del ego que crees ser. A partir de ahí, comienzas a vivir la vida de verdad.

De eso trata esta web: de vivir LA vida real, no TU vida soñada.

Aquí descubrirás ese espejismo que ha estado dirigiendo tus pasos y que gobierna este mundo, porque vivimos en una ilusión colectiva. Y así nos va.

¿Qué pasa cuando sientes lo que realmente eres?

Te lo puedo contar, pero será solo una voz al viento, lo maravilloso es que lo vivas tú.

Si estas palabras resuenan en ti, ya sabes dónde puedes venir cuando te apetezca.

Un abrazo, de corazón.

 

 

Inicio