HERRAMIENTAS

 

Aquí te voy a ir poniendo diferentes herramientas de trabajo interior. En unos casos serán meditaciones, en otros invocaciones, visualizaciones, mantras… Hay un montón de cosas que podemos hacer… y son gratis. Solo tenemos que poner nuestra atención y nuestro tiempo en aquello que queremos ser, porque el exterior es un reflejo de nuestro interior, y el auténtico trabajo consiste en cambiar la dirección de nuestro foco de atención, dejando de mirar fuera de nosotros para mirar a nuestro interior.

Te aconsejo leas unos resúmenes que tengo hechos de un par de libros: “El poder del Ahora” y “Un nuevo mundo ahora”, ambos de Eckart Tolle. Estos dos deberían ser libros de texto para los adolescentes a partir de los 14 años, pero lo importante es que si tienes claro los conceptos que se tratan en ellos (el funcionamiento de la mente y lo que es el ego), habrás avanzado un montón en el conocimiento de la ilusión en la que vivimos.

Estas herramientas de trabajo interior implican una dedicación solitaria y constante, pero es el único camino para desarrollar el poder que vibra en nuestro ser. Hay mucha gente “buscadora” de la verdad que recurren a otras personas para que “les hagan” algo y así conseguir avanzar más rápidamente en su camino interior. Nada de lo que “te hagan” te va venir mal y, en ciertos momentos, puede ser aconsejable y necesario, pero si esto es lo habitual en ti, de una manera sutil, estás renunciado a tu poder interior para dárselo a algo o alguien de fuera. ¿Te imaginas un ángel diciendo a otro: “llevo unos días que no me encuentro bien, voy a pedir cita para una sesión de Reiki”? No suena bien, ¿a qué no? Tú eres un ángel, un ser divino, y nunca puedes estar “mal”, pero todavía no te lo crees y de eso trata esta web, de cómo conseguir expresar todo el potencial que vibra en tu ser, de cómo expresar todo lo que tú realmente eres.

Lo primero que vamos a hacer es una meditación que te aconsejo la realices todos los días (si puedes, claro). Cuando te notes agobiado/a, vulnerable, decaído/a podrás recurrir a ella y te sentirás protegido/a, como si estuvieras en casa. Así que nada, vamos con la visualización: “Activando la Unidad”.

Ya hemos pedido a la Unidad que queremos estar-llegar a casa, ahora vamos a empezar a caminar de verdad. Para ello comenzamos a transformar la energía que somos por medio del ejercicio más potente que existe: el perdón, porque al perdonar reconocemos ser más de que lo que “nos creemos” ser, así que, sin más preámbulos, pincha aquí y perdona.

Inicio