Cómo grabar un audio subliminal

Hemos visto en artículos anteriores qué son las creencias y el inmenso poder que tienen en nuestra vida. En “Leyes de la creación: leyes de la energía”, decíamos: “La energía es dirigida por nuestra atención y crea aquello en lo que se focaliza. Esto lo vimos en el artículo “Nuestro cuerpo: ¿qué somos realmente?”, pero lo recalco aquí otra vez, ya que este concepto es clave en nuestra existencia: somos seres nacidos para crear y estamos creando constantemente. Nuestro foco de atención es un sempiterno decreto que enviamos al universo, poniéndose inmediatamente manos a la obra para materializarlo, porque debes saber que: el Universo está a nuestro servicio para darnos lo que pidamos, es nuestro siervo infalible. Es como el genio de la lámpara que al frotarla sale y nos concede no tres deseos, como en el cuento, sino todo aquello que queramos. Es un mayordomo fiel y poderoso, que está continuamente consiguiendo todos los caprichos señalados por nuestra atención sostenida”.

Una creencia no es más que atención mantenida en una idea repetida muchas veces (“es muy difícil encontrar trabajo hoy en día”, por ejemplo). Esta atención está “fijada”, unida, a esa idea mental, de manera que ya ni pensamos en ella conscientemente. Esta atención constante consigue que el Universo cree para nosotros aquello en lo que nos fijamos, así que nos dará un montón de circunstancias y vivencias que demostrarán lo complicado que es encontrar trabajo actualmente. Y, a consecuencia de ello, reforzamos esa creencia. En este bucle vive muchísima gente, por no decir toda.
La única forma de salir de él, de cambiar lo que recibimos de la vida, es cambiando lo que pedimos. Modificando nuestras creencias, transformamos las circunstancias de nuestra vida, porque nuestra energía va a vibrar en una frecuencia diferente. Todo es vibración y las creencias, al igual que los pensamientos, son diferentes frecuencias de vibración. La energía atrae energía semejante, por lo tanto, si lo que emanamos vibra con «tengo un trabajo maravilloso», por ser nuestra creencia-verdad, en ella fijamos nuestra atención y eso recibiremos del Universo: un trabajo maravilloso.

Hay otro tipo de decretos creadores, los que hacen mención a cualidades personales: «no tengo fuerza de voluntad», «soy muy insegur@», «soy impaciente», «me altero enseguida», «no tengo aptitudes para conseguir nada: soy un inútil»Estas son las creencias limitantes que están impidiendo nuestro crecimiento. Son los tapones que nos imposibilitan expresar todo el potencial que atesoramos. Asimismo, todas las circunstancias vitales que nos regale el Universo reflejarán estas «verdades». Si te fijas en ellas, te darás cuenta de que solo son juicios de valor dictados por… tu ego.

Ahora vamos a conocer una poderosa herramienta que nos permite modificar esas creencias limitantes que todos tenemos en mayor o menor cantidad, además de conseguir aquello que anhelamos. De esta manera, comenzamos el proceso de convertirnos, conscientemente, en la persona que queremos ser, dejando de vivir esclavos de esas «verdades» que nos han inculcado en la niñez, o las que hemos ido incorporando a lo largo de los años por nuestras interpretaciones (del ego) acerca de las circunstancias vividas.

COMO GRABAR UN AUDIO SUBLIMINAL

CONCEPTOS
La palabra subliminal viene del griego y significa “debajo del límite”, es decir, debajo de la percepción consciente, en el caso de los mensajes subliminales. Así, los mensajes subliminales serían todos aquellos que no son percibidos por nuestra mente consciente, pero sí son captados por las capas más profundas de la misma.

La mente tiene tres niveles según su grado de consciencia:

  1. La mente consciente: es con la que funcionamos normalmente. Se encarga de percibir la realidad de la que nos damos cuenta y que podemos describir sin esfuerzo: la percepción, los recuerdos, los pensamientos… Aquí vive el ego.
  2. La mente subconsciente: conoce las cosas que has sabido, pero que temporalmente has olvidado. Con un poco de esfuerzo podemos volver a recordar y traerlas al campo de lo consciente. Aquí es donde moran las creencias que hemos incorporado a nuestra vida.
  3. La mente inconsciente: es aquella que almacena todas las experiencias vividas por nuestra especie en todos los años de existencia. Se suele llamar mente reptiliana y aquí residen las creencias del género humano.

COMPORTAMIENTO DEL EGO ANTE LAS CREENCIAS LIMITANTES
El ego es el perro guardián de las creencias limitantes. Va a hacer todo lo posible para que no cambies nada, ya que esas creencias que te limitan ES el ego y quiere sobrevivir a toda costa. A lo largo del tiempo que estemos trabajándonos interiormente, va a hacernos sentir mal, para que desistamos de seguir con nuestro empeño de modificarlas.

Repetirnos las nuevas creencias a modo de mantra, para instalarlas en nuestro interior, tiene un efecto mucho más moderado que los audios subliminales. El ego (no olvides que vive en la mente consciente) va a negar todo aquello que le digas conscientemente, ya que es el mayor enemigo de la transformación interior. Sin embargo, por medio de los audios subliminales soslayamos su constante vigilancia, puesto que sólo oímos sonidos ininteligibles. De esta manera, entramos directamente en la mente subconsciente, donde residen las creencias, y las fijamos allí.

CÓMO CREAR LOS AUDIOS SUBLIMINALES
Los audios subliminales constan de tres grabaciones en una (esto es lo que yo hago, aunque se pueden hacer más). Son las siguientes:

1.- Afirmaciones-creenciases la fundamental y, a continuación, tienes unas indicaciones para redactarlas. Repite 5 veces cada afirmación, dejando entre ellas un silencio de 3 a 5 segundos, así tu subconsciente lo asimila mejor.

2.- Onda isocrónica: son unos sonidos monocordes y rítmicos que relajan el cerebro, volviéndose más permeable a la instalación de las nuevas creencias, acortándose los tiempos. Yo me bajé una de internet y es la que pongo en todas mis grabaciones. Aquí te dejo un enlace a la onda isocrónica para que la descargues si quieres.

3.- Música relajante: tienes un montón de música en YouTube. Elige la que más te agrade, porque vas a pasar mucho tiempo con ella. Yo hago varias grabaciones con las mismas afirmaciones: una la escucho durante el día, en todos los momentos que puedo; otra por las noches, sonando por los altavoces del ordenador (duermo solo y, para esto, es una ventaja). Cuando me canso las cambio por otras, ya que la música es diferente, pero el contenido fundamental es el mismo.
La música que no sea cantada, para no interferir con las afirmaciones, que es lo primordial de los audios subliminales. Tienes sonidos de la naturaleza: arroyos, lluvia, pájaros… Vete haciendo pruebas hasta descubrir el tipo de melodía que conecta contigo.
Para que el mensaje llegue regularmente al cerebro no es recomendable que haya «huecos» de silencio en la música, como el sonido del piano, por ejemplo. Si está acompañado por otros instrumentos, perfecto.

Para grabar los audios utilizo este programa: Audacity, es gratis, y lo puedes descargar aquí. Es un programa de manejo sencillo, pero como todo, hay que aprender a utilizarlo. Existen un montón de tutoriales en YouTube, aunque en realidad, hay que conocer muy pocas cosas. Fundamentalmente vas a trabajar con dos efectos del programa, muy sencillos de aplicar:

1.- Cambiar tono. Este efecto es para distorsionar nuestra voz en la grabación con las afirmaciones. Si no lo hacemos, el ego las va a entender y lo negará todo; así que la desfiguramos para saltarnos la mente consciente y llegar al subconsciente. Yo utilizo en el cambio de tono un porcentaje de -78%, pero esto a gusto del consumidor. Lo importante es que las palabras sean ininteligibles.

2.- Repetir. Suelo hacer audios de tres horas de duración, para que no me acabe aburriendo enseguida. Para ello, repito la grabación de las afirmaciones y la onda isocrónica hasta que coincidan con la de la música.

Volumen de la grabación: que se oigan un poco las afirmaciones (distorsionadas con el cambio de tono) y, poco también, la onda isocrónica; pero algo debe de oírse bajo la música relajante que elijas. Lo más importante de todo es que el nivel que decidas poner a tus afirmaciones te permita disfrutar de la música. Así pues, juega con los volúmenes de grabación hasta quedarte a gusto.

Convertidor de vídeos a mp3: aquí te dejo un enlace para guardar sólo la música del vídeo de YouTube. Es el que utilizo y va bien. Además, es online, así no tienes que instalarlo: convertidor vídeo-mp3.

Cortador de audio: hay grabaciones musicales de 8 ó 10 horas. Con este programa online la puedes recortar a la duración deseada: cortador de audio.

CÓMO ELABORAR LAS AFIRMACIONES: CÓMO PEDIR AL UNIVERSO

  • Una afirmación, como su nombre indica, no debe contener NUNCA una negación: todo debe ir redactado en términos positivos. Si quieres corregir lo que consideras un defecto, no lo niegues. Diciendo: “No quiero ser una persona impaciente”, indicas lo que NO quieres, pero no señalas al Universo lo que SÍ quieres. “Soy una persona tranquila y paciente”, ya expresa lo que deseas, ya lo dejas claro.
  • La afirmación debe estar conjugada con el verbo en presente: la petición siempre es AHORA. Si dices: “Tendré mucho éxito en este trabajo”, el Universo lo pone en la lista de tareas pendientes a hacer en el futuro y ese “tendré” hará que nunca llegue lo que deseas. Todo lo que decidas pedir-creer, hazlo en el ahora, porque este es el único momento que tenemos para vivir: el eterno presente.
  • Los verbos de las afirmaciones van siempre en la primera persona del singular. Las afirmaciones son para cambiar tus creencias, no las de los demás. Puedes empezarla con un “Yo…” o directamente el verbo: “Soy, tengo, emano, desbordo, atraigo…”. El “Yo Soy…”, seguido de lo que sea, es muy poderoso porque decretamos desde nuestra divinidad. “Yo soy todopoderoso”, “Yo soy la total confianza en mí mism@”, “Yo soy la alegría de vivir”, “Yo soy un imán para el dinero”…
  • Graba hasta 5 afirmaciones por audio y todas deben tratar sobre el mismo tema para evitar la dispersión de la energía en diferentes objetivos. De esta forma, al concentrarla en un solo propósito, lo materializamos antes.
  • Que las afirmaciones sean cortas y con un mensaje claro. Utiliza un lenguaje sencillo y directo, así darás más fuerza a tu anhelo.
  • Antes de grabar ningún audio, escribe la o las afirmaciones en un papel y medita sobre ellas durante el día. Corrige tu forma de expresarte las veces que haga falta, hasta sentir que son tu verdad y, entonces, la grabas. La afirmación debe VIBRAR en tu ser. Que sean tus palabras, tu fuerza, tu poder. No cojas las afirmaciones de otro a no ser que las compartas totalmente y quieras vivirlas como tuyas.

CÓMO TRABAJAR CON LOS AUDIOS SUBLIMINALES
– Lo normal es estar alrededor de 3-9 meses con ellos, pero sigue escuchándolos hasta notar que debes cambiar a otras afirmaciones. En este tiempo se asientan las creencias en nuestro interior; pero los resultados se demoran algo más, de manera que, al cabo del tiempo, ves cómo se materializa en tu vida una afirmación que habías dejado de trabajarte. Esto es debido a que esa afirmación, según va fijándose en tu subconsciente, va cambiando la vibración de tu energía. Cuando transcurre un tiempo ya está asentada en tu mente, pero en el universo todavía vibra tu antigua creencia (fíjate en el tiempo que llevas con ella). Date tiempo para ver los resultados. Unos los percibirás antes que otros, dependiendo del grado de identificación que hayas tenido con esa creencia limitante; pero siempre, siempre, recibes aquello que pides-afirmas en los audios.

 Sé constante, todo lleva su tiempo. Asentar una creencia para anular otra limitante cuesta más que instalar una creencia virgen, ya que en este caso no hay que “desbancar» a ninguna, solo establecerla por primera vez. 

– Escúchalos siempre que tengas oportunidad y puedes hacer otras cosas mientras los oigas: no es necesario estar concentrado en ellos.

– Mientras estés con los audios, procura vivir de acuerdo a aquello que estés trabajándote. Así que, si  estás mejorando tu autoestima, aprovecha cualquier ocasión que te brinde la vida para honrarte y quererte, viendo todo lo positivo que hay en ti. Al principio se te hará raro, como en todos los cambios, pero pronto notarás como esa coherencia entre lo que dices y lo que trabajas con los audios comienza a dar resultados.

Espero te haya quedado claro cómo grabar y trabajar con los audios subliminales, pero si no es así, ya sabes, coméntamelo.
No me negarás que es cómodo, ¡solo hay que escuchar música!, y te garantizo que es tremendamente efectivo. Así que, ¡dale caña: es una maravilla lo que te espera!

Nos vemos en «Visualización: Chakras de Luz».
Un abrazo, de corazón.

Volviendo al camino.

Inicio